Castellano Francés    
 
 
...Biografía
 
 

Minino Garay. CHIMICHURRI

Casi 5 años que estos dos músicos hacen que el camino juntos, ruta que se inició durante una gira en Argentina en el año 2011!

Baptiste Trotignon,uno de nuestros mejores pianistas de jazz de Europa, que ha demostrado, recientemente, también como compositor de música clásica, gana cada vez el apoyo del público y la crítica, ya sea como líder (En los últimos tiempos, con su trío "caliente" con el gran Jeff Ballard), como acompañante (Aldo Romano, Stefano Di Battista…),en duo (Mark Turner, Brad Mehldau…) O ejercicio de práctica en solitario desde su inicio.
Minino Garay,argentino residente en París desde hace más de 25 años juega con categorías o único batería o percusionista solamente,Pero capaz de incorporar los ritmos latinos con el medio ambiente de jazz en el que opera y que lo llevó a actuar junto a Dee Dee Bridgewater, Jacky Terrasson…
Con el entrenamiento de instrumentación mínima y puramente acústicos (piano / percusión),se alimentan entre sí y sus experiencias, hablan de música festiva y la historia poética y la cultura. Con un amplio repertorio que va desde el jazz canción, Sus propias composiciones en el tango, les encanta tocar la melodía hermosa e improvisar con ritmos sudamericanos.. Una verdadera amistad humana y musical que da a luz a un álbum muy esperado por el público, que ya ha disfrutado de su complicidad y la energía que se comunican en el escenario.

 
 

Minino Garay. VAMOS

La expresión del titulo, francamente alentadora, a dado la vuelta al mundo en la voz excitada de famosos deportistas; pero puede también integrarse sin mas en el lenguaje de este carismático percusionista argentino. «¡Vamos!» es aquí la invitación que Minino Garay hace a los músicos, para que lo acompañen en esta nueva aventura sonora transcultural. Ella esta dirigida también al publico, para que lo sigan a través de paisajes contrastados, por los senderos propuestos en las partituras de diversos compositores aquí convocados.
Ademas, y por sobretodo «¡Vamos!» es un desafío en modo imperativo, dirigido a si mismo; una expresión de la voluntad de superación, un querer ir mas allá de sus propias,  reconocidas y celebradas, capacidades. Porque en verdad, el camino del percusionista emigrado desde Cordoba a Buenos Aires, y luego de esta ciudad de tango y de rock hacia Paris, es un itinerario insólito, como el script de una película de aventuras y, sin duda, con una progresión artística continua. Un camino inventado por Garay mismo, sembrado de inconvenientes y de logros, de los cuales conocemos mas o menos las alegrías, pero en ningún caso los sufrimientos. Puesto que, para avanzar en la vida de la música, este percusionista tenia como mayor atributo su conocimiento de los ritmos folklóricos del norte argentino, los cuales le ayudaron a abrir las primeras puertas lejos de su lar. Sin embargo, una vez pasado el efecto de la sorpresa exótica, le ha sido necesario aprender mucho, deshacerse de viejos reflejos y, por sobre todo creer en él mismo. Para avanzar y transformar sus limites en energía ilimitada.
El percusionista mas desfachatado (de personalidad mas expansiva) de Paris - así lo describía hace un tempo un conocido periodista francés de jazz -, había ya caminado bastante desde sus inicios parisinos, integrando un grupo que tenía un nombre evocador del sur del mundo [Tierra del Fuego], cuando la entonces nueva diva del jazz, Dee Dee Bridgewater, lo invita a integrar su banda. Junto a ella, Minino Garay alcanza una cima musical que él mismo no habría osado soñar años antes, cuando transitaba de sesión en sesión, invitado por los mas creativos entre los jóvenes jazzmen franceses. Puesto que la categoría "percusionista de jazz" no existe como aquella de jazz drummer. Y Garay, aunque toque la batería en otros contextos, no es exactamente un baterista "de jazz". Sin embargo, así como numerosos percusionistas arrimados al jazz desde otras culturas musicales, él propone un abanico cromático y un estilo absolutamente personal. Un estilo enérgico, una manera de gritar ¡Vamos! que causo gran impresión al excelente baterista de jazz André “Dedé” Ceccarelli, cómplice de las mejores aventuras de Dee Dee. Ceccarelli se convirtió en su padrino [o su rey mago] musical.  
A partir de entonces, el hombre de Cordoba continua respondiendo positivamente a la confianza de Ceccarelli, del pianista Jacky Terrasson, del flautista Magic Malik, y de numerosos músicos. En contacto cotidiano con músicos de jazz, europeos y americanos, a asimilado los secretos de esta música abierta a todas las demás. Escuchando y compartiendo con percusionistas del mundo, ha incorporado nuevos ritmos, ensayado diversas sincopas, frotado antiguos cueros y golpeado maderas, metales y cerámicas desconocidas. Siempre con brillo y sin complejos. Con una amplia sonrisa, pues al final de todo, no hace mas que (jugar a) tocar.
Así jugando, Gabriel "Minino" Garay deviene naturalmente líder de sus propios grupos; dentro de la esfera del jazz, y en otros contextos musicales, mas folk, o cerca del pop. Con comodidad, un día aquí un día allá; su juego gana en elasticidad y maleabilidad. Las historias, contadas mil veces por sus manos, suben a su garganta, y la voz emerge. «Vamos» se encuentra en el cruce de todas las vías exploradas pro Garay. Se trata de un concentrado de experiencias y un caleidoscopio expresivo. Es el mundo plural de Minino, y una evocación felina y profunda de Buenos  Aires; como la carrera nocturna de un gato de tejados que pone ritmo al sueño de los vivientes y la danza de los espíritus de aquellos que no están mas, en ningún lugar. «Vamos» es un canto-hablado dedicado a Argentina, a la memoria del gran compositor Cuchi Leguizamon (La Arenosa) y del célebre tanguero Carlos Gardel (Sus Ojos se Cerraron); al recuerdo de la juventud que desierta el barrio de la infancia (Como se Dice en Cordobés) y se va a la gran ciudad con sus mil esperanzas (Provinciano), a los amores de emigrado en la noche parisina  (La Chanson d'Hélène); al descubrimiento interminable del jazz (Wonderful World), al beat ancestral africano (Tama), a las secretas complicidades entre exilados (Memoria Colectiva), a las amistades que se cultivan (Ovni) y perduran (Vamos).

Por lo tanto, «¡Vamos!» es (también) un canto de amistad.

 

Minino Garay. ASADO

Minino Garay escribe un nuevo capítulo en la historia de los Tambores del Sur al concretar un homenaje a Córdoba, sus músicos y su legendario cuarteto. Lo hace presentando un nuevo repertorio de canciones compuestas por artistas de su ciudad.  

Así nace su más reciente proyecto: “Asado”, inspirado en este plato nacional de carne a la parrilla, que se come en todo el país y es sinónimo de encuentro e identidad.
“Asado” es una continuación lógica de su trabajo, en el que marca una nueva dimensión popular, redoblando la originalidad de su apuesta musical.

Con Poesía que habla de su mítica Córdoba, de las desilusiones de la vida política, religiosa o amorosa, de los estados de ánimo y de costumbres típicas de la ciudad, y una Música potente que moviliza, y que recrea con la riqueza de múltiples influencias, el espíritu del “tunga tunga“ cuartetero.
Por primera vez, la grabación se hizo íntegramente en la Argentina, incorporando a los integrantes de  Los Tambores de Sur, músicos  invitados que viven en Córdoba o Buenos Aires, muchos que vienen del folklore, del rock y del tango; y otros que llegan desde Europa para hacer su aporte. Es una comunión de casi 40 artistas, que producen una intensa paleta de sonidos en este disco, y lo convierten en una obra auténtica, de inusual energía.
Con “Asado”Minino Garay nos demuestra un dominio impresionante de la composición y del arreglo musical, al servicio de un desprejuiciado concepto creativo.  Además  nos muestra quién es él, de dónde viene y cuál es su historia.

 

Los invitados del disco

En un enorme esfuerzo de producción y muestra de apoyo incondicional al proyecto musical de Minino Garay, Asado cuenta con las participaciones especiales de: León Gieco, Kevin Johansen, Jairo, Chango Spasiuk, Facundo Guevara, Sergio «Chicho» Bazán, Pichi Pereyra, Ze Luis Nascimento, Lito Epumer, Gabriel «Corto» Juncos, Daniel Franco, Marc Berthoumieux, Lionel Suárez, Philippe George, Pierre Bertrand, Michel Faugeres, Olivier Louvel, Magic Malik, Line Kruse, Julie Gioja, Héctor Gómez, Julien Birot, Franck Vaillant, Mintcho Garramone, Flaco Pailos, Cuchu Pillado, Pájaro Canzani, Majid Bekkas, Jenny Náger, Paola Bernal, Chino Laborde, Eduardo “Mutty” Torezani y Eruca Sativa 

 

Un proyecto con un nuevo disco y ira en América del Sur

Después de Minino Garay y Los Tambores del Sur, Kilombo, Qué lo parió!, y Gabriel, discos publicados en Francia, Argentina y México entre 2002 y 2011, el nuevo álbum saldrá a la venta en Argentina el 20 de Julio por la compañía Edén, y seguidamente en Francia, en Octubre, bajo el sello L'autre Distribution.

La dirección artística es de Álvaro Torres, Diego Bravo y Minino Garay.
El grupo estable que participó en la grabación:
Minino Garay  – Batería, percusión y voz
Álvaro Torres – Piano, voz
Diego Bravo – Teclados, coros
Zurdo Castagno – Guitarra, voz
Martin Rodríguez – Bajo, Guitarra, Voz
Eddy Tomassi – Percusión, voz
Silvia Aramayo – Voz, coros
Esteban Gutiérrez – Percusión, voz

 

 

GABRIEL

Gabriel es el proyecto más especial Y de jazz que he desarrollado hasta ahora en mi carrera.
Es único en el sentido de que he encontrado poder ordenar lo íntimo.
Una cosa que yo no habia podido devolver a mi público.
Es decir: Lo profundido, lo secreto, loescondido, lo intenso...
Y es mi esposa quien me inspira todas esas cosas. Debido a que ella es a la vez un león y jazmín y esa fuerte dualidad me llevó areflexionar sobre mí mismo.
Lo que se muestra y demuestra la sociedad. La imagen y la postura que se envía, por supuesto, a menudo lo contrario de suprofunda huella.
Está claro que este camino oscuro, que es la firma de Gabriel.
Gabriel es mi nombre real y que sabe poca gente.
Es un disco perfecto, concebido como una puesta en escena.
Dirigida con un reparto deslumbrante reúne a los mejores músicos.
Un repertorio muy melódico, muy generoso, compositores y amigos que admiro, como Magic Malik, Bojan Z, Lalo Zanelli, Jean Pierre Como, Louis Winsberg, Wayne Shorter,Jean Michel Pilc.

Como intérpretes:
¿por qué Jean-Pierre? Por su lirismo loco y nuestras raíces iltaliennesparte inusual ...
¿Por qué Jérome Regard? Por toda su elegancia y sus maravillosos contra bajo.
¿Por qué Pierre Bertrand? Por su inmenso y multiple talento y nuestra complicidad.
¿Por qué Pierre de Bethmann? Por su inteligencia y delicadeza.
¿Por qué Javier Girotto ? .. No se ... simplemente mi amigo Javier.
¿Por qué Fernando Huergo? Uno de los mejores actuales bajistas electrónicos argentinos y compañero de mi adolescencia.
¿Por qué David Linx? Por su poesía infinita.
¿Por qué Sylvain Beuf? Para mí este es el mejor saxo tenor francés.
¿Por qué Léandro Gufantti? Tiene toda la nostalgia de mi tierra Argentina

Revindico el poder que me dan mis discos anteriores, como la emoción, la sensibilidad y la poesía de esta nueva obra.

 

 

MININO, QUE LO PARIO!

"Que lo pario!", el último álbum Minino tres años antes le precede "Kilombo", siempre destacando la mezcla de todos los estilos musicales. A pesar de su inclasificable y ecléctico estilo de Minino Garay, su corazón todavía parece vencer a los sonidos de su legendaria pampa, veinte años después de mudarse a Francia.
El más importante percusionista y baterista de su generación que sigue utilizando el apodo que le dieron cuando era un niño (que significa "pequeño", curiosamente) y sigue recurriendo a sus orígenes en el barrio Ayacucho de Córdoba, la segunda ciudad de Argentina, unos 800 kilómetros de Buenos Aires.
Es la tierra que no conoce el mar, con una población que es parte la India y no vinculadas al tango, y de ella sopla un viento constante de rebelión.
Cruzó la iconoclasta de las fronteras, nació de la chacareras, milongas, zambas y otros "folclore" (un término que no tiene las mismas connotaciones rígidas allí como en Europa), asume su condición de híbrido de un descendiente de "italianos que hablan español y piensan que están en Inglés"(en realidad es incluso peor porque la gente vino por barco y por lo general sólo el capitán era el español y todos los demás eran un "moro", árabes. Santo humo!)
Contrariamente a todas las hipótesis históricas, en realidad se trata de las idas y venidas, “ida y vuelta", entre África y América Latina que dormir debajo de la piel de sus instrumentos favoritos. El "bombo leguero"
-Un instrumento que es tan negro como lo es indígena y se usa para hacer referencia a un gran tronco de árbol con pieles, que se golpeó con un palo- y el afroperuano cajón se asegurará de que nuestro alquimista se encuentra en el lugar correcto en el momento adecuado.
En la década de 1990, París era la capital de las músicas del mundo, con una explosión de muchas culturas africanas y Minino se convirtió literalmente, poseído por este colorido parís.
Previamente habia tocado con Dee Dee Bridgwater, y antes de que él se reunió con Cheikh Ti Diane Seck en el festival de Gnawa de Essaouira, se codeaba con todos los músicos que contribuyeron a su manera a sublimar el mundo del jazz a un nivel superior, incluidos los Magic Malik, Julien Lourau del surco banda, Richard Bona y Daniel Mille.
Se forja entonces, una increíble familia formada en torno a la Tambours du Sud -el guitarrista uruguayo y estrella del rock latino, Pájaro Canzani (que compuso la canción sublime crepúsculo "Tenochtitlán", entre otros, en este disco), el pianista Lalo Zanelli (que escribió el hermoso "Un Mundo Diferente" aquí), el compositor y arreglador de la Big Band de París, Pierre Bertrand, y el trompetista Nicolás Genest. Sin olvidar la de América del Sur Minino percusionista amigos Eddy Tomassi, Miguel Ballumbrosio, Sebastián Quezada y Héctor Gómez ...
Urbano Afro-Latin Jazz, que durante mucho tiempo había estado en el punto de romper, pero que de repente se inició en septiembre de 2008 en el parisino Club
du Baiser Salé, es, en este álbum más que nunca sobre la base de canciones populares y versos antiguos cuyas palabras que pueden haber olvidado, pero que vuelva a surgir aquí, junto con otros más virulenta, más severas letras.
El polo opuesto de "saudade" y la dulzura que atribuimos a que, esta "hablando ranura" es el esbozo de un blues que ha inspirado a la distancia. Minino es como un animal dispuesto a saltar, siempre de caza, y en esto se parece a la Argentina caótica destino - una violenta historia de la izquierda como una enorme herida abierta que no pueden curar, una tierra que se vendió, y el sentido de un país que se traicionado y está empezando a enfrentarse a su pasado. Fiery Minino, "el terrible" como el charango Jaime Torres jugador le llama, también tiene algo bucólico sobre él, algo de los heridos bardo continuamente en busca de romance.
Como en el conocido coro inspirado en la expresión popular por ahí contaba Garay (cualquier parecido con nuestro protagonista es, obviamente, accidentales), los "jóvenes vacas" de la gran poeta Atahualpa Yupanqui, los olores de carne asada, y el mundo de las rimas infantiles y infancia misterios nunca parecen estar lejos de su mente.
Esta música tiene sus raíces y su significado se deriva de dos hechos esenciales los aspectos de la vida en Córdoba - un muy especial sentido del humor, y el viril, demostrativo de la lengua popular Cuartetos.
De hecho, Córdoba siempre viene a través como un "divertido" lugar. La ciudad tiene un talento para la Réplica, y el humor es el deporte regional, es como si todas estas personas habían sinapsis extraña programado para hacer "chistes", bromea. Una versión de este humor se expresa por el Cuartetos, típico e increíblemente popular de la música que atrae a miles de personas para bailar.
El original Cuarteto Leo, el Chebere en el decenio de 1990 o figuras como Carlito "la mona" Jiménez siguen siendo las estrellas. Estas bandas de alborotadores loco, con sus cantantes y el volumen de negocios de los dirigentes, sus dedos cargados de anillos, inicialmente fueron acompañados por un acordeón, un contrabajo y percusión. Más tarde, se asimilan los arreglos de salsa y merengue, así como un primo remoto de la cumbia colombiana, que dan lugar a los típicos "cumbiero" estilo.
"Que lo parió! "El título epónimo de baile en la triste realidad política con las palabras de la escritora argentina contemporánea Nury Taborda, se encuentra en el típico estilo de la murga ("reunión de músicos mala").
Reminiscencias de ritmos bantúes de África, es una atarsis, un elemento subversivo, un arte ambulatorio caballo entre la danza, la música y el teatro. Esta murga vinculados también a la fiebre del fútbol, es la cara feliz y la explosión de un país, lejos de la imagen melancólica que el tango quiso plasmar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
.WWW.MININOGARAY.COM - SITIO OFICIAL - POSEE TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2015 WEB MASTER